1

Masaje asiático mixto

Masaje de 60 minutos de duración, con una intensidad de media a fuerte, adaptado a partir de las técnicas tradicionales de masaje tailandés para estimular la circulación y mejorar la flexibilidad. No se utiliza aceite. El huésped debe llevar puesto un conjunto de dos piezas. Se utilizan las palmas de las manos y los pulgares sobre los puntos de presión para aliviar la musculatura cansada y mejorar la circulación de la sangre.

2

Masaje balinés

Masaje de 60 minutos de duración, con una intensidad de media a fuerte, que actúa en el tejido profundo y durante el que el terapeuta aplica presión con el pulgar y la palma de la mano mediante toques firmes, a fin de aplicar una mezcla única de aceites esenciales con efecto calor. El masaje estimula la circulación de la sangre, mejora el flujo de energía y alivia la tensión en hombros y espalda.

3

Masaje sueco

Masaje de cuerpo entero marcadamente europeo que estimula la circulación de la sangre y alivia la tensión de la musculatura. Con una intensidad de presión media, en este masaje de 60 minutos se utiliza una combinación de tres técnicas de masaje básicas: movimientos firmes y largos, amasamiento y pequeños movimientos circulares, para aliviar la tensión y relajar el cuerpo, la mente y el espíritu.

4

Masaje tailandés clásico

Este masaje clásico de 60 minutos combina sutiles estiramientos con técnicas de masaje y compresiones rítmicas para lograr el equilibrio energético del cuerpo y estimular el flujo de energía. El terapeuta utiliza aceite y técnicas tailandesas tradicionales para realizar un profundo masaje con las palmas de las manos en la espalda con delicados estiramientos; la combinación perfecta para lograr una profunda relajación y mejorar la flexibilidad.