Sienta cómo los delicados sabores orientales tientan su paladar en un lugar donde se venera la tradición.

En esta experiencia gastronómica de ensueño le espera una magnífica cena con lo mejor de la gastronomía local en una pagoda estilo naxi oriental bañada por el resplandor de la luz de la luna. Con vistas a la imponente Montaña Nevada del Dragón de Jade que parece recortada sobre un fondo de cielo pintado, saboree deliciosas exquisiteces, como fideos planos de arroz con carne de yak y platos de temporada, como setas matsutake de la zona cocinadas a la brasa.

HACER UNA RESERVA