1

Lamasería Songzanlin

Recorra 16 kilómetros hacia el oeste para descubrir un mundo sagrado, venerado en secreto. Songzanlin es la mayor lamasería budista tibetana de la provincia de Yunnan y uno de los 13 monasterios más conocidos del Kham tibetano. Reciba la bendición del Gran Lama y llévese a casa la bufanda ceremonial tibetana conocida como Khata. Tras visitar este universo escondido, diríjase a la base de la montaña de Shiga y pasee a través de sus barrancos hasta llegar al borde de las llanuras del Napa. El recorrido finaliza con un delicioso almuerzo en la ciudad vieja de Dukezong.

2

Garganta del salto del tigre

Con una extensión de 15 kilómetros, esta garganta es una de las más largas, profundas y peligrosas del mundo. Debe su nombre a la leyenda popular que cuenta que en una ocasión un tigre saltó en la zona más estrecha de la garganta para alcanzar la orilla opuesta del río.

3

Parque Nacional de Potatso

Con uno de los lagos más grandes del área de Shangrila, esta masa de agua alpina se sitúa a 3705 metros de altitud y resulta un enclave ideal para disfrutar de paseos al aire libre. En contraste con la estéril rocosidad de la cadena montañosa occidental del Tíbet, aquí las montañas están densamente cubiertas de frondoso follaje forestal y albergan una asombrosa variedad de fauna.