1

Ceuta

A 12 kilómetros y unos 10 minutos en coche se encuentra el Museo Municipal de Ceuta, un verdadero tesoro de exposiciones arqueológicas.

2

Tetuán

A 22 kilómetros de distancia y unos 20 minutos en coche se encuentra Tetuán, popularmente conocida como "La Paloma Blanca", una ciudad singular con una historia ilustre. La ciudad de Tetuán, situada a una hora de Tánger, fue la capital del Protectorado español entre los años 1912 y 1958. Como resultado de la influencia española, Tetuán es ahora un ordenado enclave de avenidas resplandecientes, rodeadas de llamativas buganvillas de color rosa, morado y bermellón que caen en cascada por las paredes blancas de las casas de estilo europeo, y repletas de fuentes que refrescan las plazas soleadas.

La Medina de Tetuán, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se considera un ejemplo típico de influencia andaluza.

The Jewish Quarter, nicknamed as ‘Little Jerusalem’ which sports wrought iron balconies and shuttered windows onto the streets in fascinating contrast to the more covert architecture of the Arabic medina.  It is one of the largest Jewish quarters in Morocco and also shows signs of the European influence. 

 

3

Los zocos de la medina

Los zocos de la medina son el mejor lugar para comprar los ramilletes de hierbas frescas, las especias y los ingredientes exóticos que han hecho de Tetuán uno de los centros culinarios más importantes de Marruecos.

Tampoco debe dejar pasar el Museo Arqueológico y el Museo de las Artes de Marruecos. En el Museo Arqueológico podrá disfrutar de hermosos mosaicos y numerosos artefactos de la época de los romanos. El Museo de las artes de Marruecos ofrece exposiciones de vestidos tradicionales e instrumentos musicales de la región.   

El Instituto Nacional de Bellas Artes, fundado en el año 1947 por el pintor español Mariano Bertuchi, es un espacio único gracias a su sección sobre la didáctica del dibujo de cómics inaugurada en el año 2000. Es aquí donde se celebra el Festival Internacional del Cómic.

La plaza de Hassan II y el Palacio Real son dos exquisitos ejemplos de la combinación de las arquitecturas española y árabe. Por su parte, El Ensanche, situado en la zona oeste, es un espacio moderno con edificios pequeños construidos durante el Protectorado español. 

4

Chauen

Oculta en las montañas del Rif se encuentra la ciudad de Chauen, considerada una de las más hermosas de Marruecos. Chauen se encuentra a 90 kilómetros y a tan solo 90 minutos en coche. Su principal particularidad es el hecho de que todos los edificios tienen una tonalidad azulada. El contraste entre el color de los edificios, que va desde el azul marino al celeste, y el rojo fuego de las tejas, es sencillamente espectacular. Además de ser un lugar fantástico para explorar, Chauen también permite disfrutar de sus colinas verdes, un lugar de retiro lleno de frescor.

Esta ciudad, también conocida como Chefchauen, alberga desde hace mucho tiempo una mezcla de culturas, resultado de la llegada de los bereberes, musulmanes y judíos exiliados de Granada y, más tarde, los exploradores europeos, británicos y americanos.

Los zocos locales son un paraíso para las compras y están repletos de babuchas (una especie de zapatilla plana) hechas de un cuero suave como la mantequilla, espléndidas alfombras tejidas a mano y hermosos artículos de cerámica vidriada.

5

Tánger

Tangier which is located an hour’s drive and about 60 kilometres away, was called by Lonely Planet as the gateway to Africa.

Tangier  boasts of architectural jewels such as Art Deco Cervantes Grand Theatre and Forbes Museum. La medina, la alcazaba, los bazares y los zocos se encuentran entre los mejores del país, y sus playas son simple y llanamente maravillosas.

En los emporios de antigüedades y los laberínticos zocos de Tánger se esconden maravillosas curiosidades, así como una medina repleta de zelliges, tallas de madera decoradas y artículos de cuero espectaculares.

Upscale restaurants, art galleries, literary cafes and fashion boutiques are also to be found in Tangier.